75 aniversari [ 1931 - 2006 ]

de la proclamació de la II República a Mallorca

2.4.06

La memoria histórica de las víctimas de la Guerra Civil marca el pleno de Cort

El PP y la oposición sólo pudieron consensuar una de las tres propuestas presentadas sobre este asunto
JOSEP MARIA AGUILÓ
En el pleno celebrado ayer en el Ajuntament se presentaron tres propuestas relativas a la recuperación de la memoria histórica, de las cuales dos de ellas provocaron momentos de una tensión contenida entre el equipo de gobierno, que preside la popular Catalina Cirer, y la oposición. La primera fue presentada por el portavoz del PSOE, Antoni Roig, y pedía «eliminar toda la simbología de carácter fascista de los espacios públicos, celebrar un homenaje de reconocimiento y gratitud a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, y no reponer la 'Cruz de los Caídos'». Esta última petición estaba recogida también en la propuesta presentada por el portavoz del PSM, Pere Muñoz. Ambos portavoces y también el de EU-EV, Eberhard Grosske, afirmaron que el equipo de gobierno no querría, en ningún caso, eliminar monumentos surgidos a raíz de la Guerra Civil y de la dictadura del general Francisco Franco. Asimismo, rechazaron que hablar del inicio de la Guerra Civil o de sus consecuencias suponga reabrir «viejas heridas».

En su segundo turno de intervención, Roig empezó a leer, uno a uno, los nombres de las 3.000 víctimas mortales de la represión iniciada en Mallorca a partir del golpe de Estado del 18 de julio de 1936, hasta que concluyó el tiempo del que disponía en su exposición. Instantes después, el portavoz del PP, Rafel Durán, recordó que su bisabuelo paterno fue ejecutado en Córdoba por las fuerzas sublevadas contra la República, y que su abuelo fue represaliado por haber sido militar republicano. Tanto en un caso como en otro, un impresionante silencio, cargado de emoción, se hizo presente en el salón de plenos de Cort. Durán acusó posteriormente a la oposición de querer instrumentalizar la tragedia de la Guerra Civil. El primer punto de la tercera propuesta, presentada por la edil del PSOE Cristina Ferrer, fue aprobado, en cambio, por unanimidad. En él se acuerda colocar una placa conmemorativa en el espacio que ocupó la antigua prisión de Can Sales, en recuerdo de todas las mujeres represaliadas en la Guerra Civil y la posguerra.
Publicat a Última Hora
32/03/06

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home