75 aniversari [ 1931 - 2006 ]

de la proclamació de la II República a Mallorca

2.4.06

El PP rechaza la retirada de los símbolos franquistas para "no abrir viejas heridas"

LA PROPUESTA SOCIALISTA RECLAMABA INICIALMENTE LA NO REPOSICIÓN DE LA CRUZ DE LOS CAÍDOS
El equipo de gobierno se niega una vez más a rendir homenaje de reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil

JOSEP CAPÓ. PALMA.
El equipo de gobierno del ayuntamiento de Palma rechazó ayer en sesión plenaria la propuesta del grupo municipal del PSOE, apoyada por EU-Els Verds y PSM, de eliminar la "simbología fascista de los espacios públicos de la ciudad y celebrar un homenaje de reconocimiento y gratitud a las víctimas de la Guerra Civil y del Franquismo" para "no abrir viejas heridas", en palabras del portavoz del PP, Rafel Duran. La propuesta partía de la solicitud de no reponer la Cruz de los Caídos, retirada con sigilo hace un mes para afianzar su base, y repuesta, también sin publicidad el pasado viernes. El portavoz del grupo municipal del PSOE, pidió a Catalina Cirer que sea "la alcaldesa de todos" y afirmó que la cruz repuesta "no tiene razón de ser ni por el lugar en la que está ubicada ni por su nulo valor histórico".
La actitud de Rafel Duran de no defender inicialmente la postura del equipo de gobierno remitiéndose a los argumentos esgrimidos en sesiones plenarias anteriores sobre las cuestiones planteadas por el PSOE, fue criticada duramente por el portavoz de EU-Els Verds, Eberhard Grosske, quien argumentó que "las heridas se cerrarán cuando dejen de rendir homenaje a los verdugos". Pere Muñoz, del PSM, se sorprendió por la celeridad con la que se ha repuesto la cruz en su sitio en comparación con la actitud municipal más permisiva ante atentados contra el patrimonio y pidió a Cirer que "corte de raíz con la extrema derecha que le ha hecho retirar las guías sexuales y el plan de normalización lingüística consensuado con partidos y entidades". Este grupo municipal había presentado una propuesta específica para que no se restituyera la Cruz de los Caídos "a su espacio original ni a ningún otro". Por su parte, Antoni Roig, en protesta por la actitud del equipo de gobierno aprovechó el turno de réplica para recitar "para que conste en acta" la lista de 3.000 personas que la Associació per a la Memòria Històrica de les Illes calcula que fueron fusilados en Mallorca durante y después de la Guerra Civil. Sólo llegó a nombrar a parte de los represaliados cuyo nombre comienza por B, porque la alcaldesa aplicó a rajatabla el tiempo de réplica. Mejor suerte corrió la propuesta del PSOE para la instalación de una placa conmemorativa en la antigua prisión de mujeres de Can Salas, aunque también se rechazó el segundo punto relativo a rendirles un homenaje. El PP espera que este acuerdo no sirva de excusa parar proponer la colocación de más placas conmemorativas en otros enclaves de la ciudad.
31/03/06

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home