75 aniversari [ 1931 - 2006 ]

de la proclamació de la II República a Mallorca

20.5.06

El PCE exige a Zapatero y Rubalcaba que "denuncien" la detención "fascista" de los jóvenes republicanos de Móstoles

Los detenidos relatan entre lágrimas los "insultos y agresiones" de la policía y afirman que les denunciarán la próxima semana

((Rogamos a nuestros abonados que sustituyan la anterior noticia sobre el mismo asunto al haberse producido un error en el cargo del ministro del Interior))
MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS)

El secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Francisco Frutos, exigió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalacaba, que "hablen de forma inmediata para denunciar" la detención de dos jóvenes republicanos durante la visita de los Príncipes de Asturias a Móstoles y "digan que no van a tolerar hechos de esta naturaleza", que no dudó en calificar de "fascistas".

"La actitud es fascista con un Gobierno del Partido Popular (PP) o con un Gobierno del Partido Socialista", aseguró Frutos durante una comparecencia conjunta con Eduardo y Naiara Cabrera Arroyo, los militantes de Juventud Comunista de 26 y 19 años que fueron detenidos el pasado martes en Móstoles por dar vivas a la República y ondear la bandera tricolor al paso de los Príncipes, según su versión, y alterar el orden público y causar lesiones a unos agentes, según el atestado policial.

Los jóvenes, que relataron entre lágrimas "los insultos, agresiones y vejaciones" que aseguran que les infligieron seis de los ocho agentes de policía que participaron en su detención, presentarán la próxima semana una querella en los juzgados de Móstoles, según confirmó a Europa Press la abogada de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid (IU-CM), Amanda Meyer.

La letrada explicó que la denuncia no se ha presentado todavía para "contrastar que los agentes que figuran en el atestado participaron en los hechos", y aseguró que irá dirigida contra el antidisturbios "alto, calvo y chulo" al que los dos hermanos atribuyen el comienzo de los incidentes, los otros cinco agentes que figuran en el documento policial y el responsable de la comisaría en la que fueron detenidos.

"APARTADOS DEL CUERPO"

Frutos exigió que los policías que participaron en la detención deben ser "apartados del cuerpo y juzgados por sus actitudes fascistas, machistas y agresivas de chulo de barrio", que consideró "intolerables en una sociedad como la nuestra". "Si gobernando el PP hubiera habido estas actitudes, salimos centenares de miles de personas a la calle contra la actitud fascista del PP --dijo--. La libertad se defiende o no se defiende y el Gobierno es responsable de defenderla".

Tras apuntar que "la libertad es incompatible con la represión de las ideas expresadas libre, democrática y pacíficamente", aseguró que los dos jóvenes militantes comunistas "representan, no sólo la dignidad no sólo de la juventud que defiende sus ideas, sino también la de muchos hombres y mujeres que vieron sus ideas yuguladas por el levantamiento fascista contra la II República española, de hombres y mujeres que defienden otro sistema de gobierno".

"Las banderas republicanas enarboladas por jóvenes y por otras gentes que no somos tan jóvenes van a seguir saliendo en la calle en el libre ejercicio de los derechos democráticos que hay en este país", advirtió Frutos.

AMBOS VOLVERÍAN A HACERLO

Durante una comparecencia pública en la que volvieron a fotografiarse con la bandera tricolor, los dos jóvenes militantes detenidos en Móstoles aseguraron que "por supuesto" volverían a exhibir símbolos republicanos en presencia de los miembros de la Casa Real. "Nos han dicho que esto nos iba a pasar muchas veces", señaló Eduardo en referencia al comentario que, según cuenta, le hizo uno de los agentes durante las 20 horas en que él y su hermana permanecieron detenidos.

El joven militante comunista, que exhibía una camiseta que denunciaba el "asesinato" del periodista José Couso durante la guerra de Irak, aseguró que el motivo de la detención fue que ambos gritaron 'Felipe, viva la República' y se pintaron en la cara los colores de la bandera tricolor.

Según su versión, los agentes se mofaron su ideología ("Si eres republicando, agárramela con la mano", les dijo uno de ellos), les llamaron "rojo de mierda" y "puta", entre otros calificativos, y les propinaron patadas y puñetazos por los que tuvieron que ser atendidos en el Hospital de Móstoles. Así, pasaron 20 horas en un calabozo "donde hacía mucho frío y sólo había mantas llenas de mierda" y sin posibilidad de poder acogerse al 'habeas corpus' para comparecer ante el juez.

En relación con los agentes que practicaron la detención, Naiara señaló entre lágrimas que uno de ellos le dijo que en el cuerpo "lo único que ha cambiado es el color del traje", aunque otros, a su salida del calabozo, les indicaron: "No todos somos iguales, no nos juzguéis así".
Publicat a Europa Press
19/05/06

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home